Ácido sin Ribonucleico

Desasosiego

11:33 Wilander Dávila 4 Comentarios Etiqueta:


Qué rápido se olvida todo. Y no lo digo por algo puntual que me haya pasado. No señor. Lo digo por todo, en general. Cada vez es mayor el esfuerzo por querer recuperar algo, lo que sea, cualquier cosa del pasado. Un nombre, una persona, un número, una chica. El primer requisito para recordar algo es estar tranquilo, y más que tranquilo, relajado. Y el primer motivo por el que no me pasa es justamente eso, no lo estoy. No recuerdo los goles de Maradona. No recuerdo al cien mis series favoritas de infancia, ni sus capítulos épicos, sólo recuerdo la magia. No recuerdo el nombre de aquella chica del bar. Ya no me viene fácilmente a la memoria el tipo corriendo sobre el Sanyo 20 pulgadas de 8 canales, me viene el de youtube, con la barra debajo y el cursor encima empujándolo para ayudarlo. Como si lo necesitara. Como si yo fuera parte. No recuerdo las malas jugarretas de aquellas falsas almas. ¡Tampoco recuerdo mi tazo favorito! 

*Se golpea*
*otra vez*

...

La etapa adulta es complicada aún sin tener las obligaciones normales de la etapa adulta. Mis esfuerzos se concentran en mantener un trabajo que no quiero y salir con gente que conozco por ese trabajo. Y aún así, en el día a día, no recuerdo con quién o cuál salí y mucho menos dónde. Vengo arrastrando las costumbres de la adolescencia, sobretodo la de beber hasta donde da el cuerpo. Otra de las razones principales por las que debo recordar poco. Me acobijo en la rutina, esa que odio con toda mi alma pero que necesito al salir todos los días del mismo lugar hacia el mismo punto, para volver a la misma casa y quejarme de las mismas cosas. 

Siempre pensé que la vida era acumular recuerdos uno sobre otro, y que los importantes iban a estar primeros, los grandes, como una pirámide invertida. Aplastando a los demás sin dejarlos salir, inmortalizados y organizados para siempre, a mi disposición para cuando los necesite. Para cuando llegue el final. Y si bien pienso que estoy lejos, siento que lo que me pasó en la vida me llevaría otra vida organizarlo a mi gusto. Y cuando busco un recuerdo, el que sea, siempre salen los mismos: El desasosiego de no saber a dónde voy, pero de saber que aquí no puedo estar. Y claro, una que otra chica.

HUMANO, TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE:

4 comentarios