Ácido sin Ribonucleico

Algo bucle

17:17 Wilander Dávila 4 Comentarios Etiqueta:


Veo como se acerca esa chica, veo que viene derecho. No pude menos que mirar para otro lado. Venía super decidida, de frente, sonriendo y ondeando esos rizos, oh ¡quiero esconderme en esa roja cabellera! Me empiezan a subir las pulsaciones y pienso mucho más rápido. Alternativas. Primeramente le tengo que decir que están mis amigos arriba, que feo que desde el primer momento piense que no tengo amigos. Por otro lado es como si le estuviera sacando el trasero. Mejor no digo nada, porque aunque no la vi bien, quizás es el amor de mi vida. No creo en esas paparruchadas del amor de la vida, pero ella seguro sí y me conviene. Le da un poco de equilibrio al mundo. Siempre dije que tenía que bajar las letras de algunos temas de Arjona para estos momentos. Las canciones ni loco, sólo las letras. Como para mentir un poco, para romper el hielo. Ya está como a 10 o 12 pasos. Se está riendo. Ni siquiera la puedo invitar un trago porque ya trae uno en la mano. Esto no lo puedo creer, qué lindos genes. Ya me veo con dos o tres hijos. Más adelante, en 15 años. Y tener que mentirles, explicarles que nos conocimos online, como se debe. No en un bar, no quiero que piensen que su madre era una 12 corazones que me vino a hablar en un bar con un trago en la mano. Espero que no aparezcan mis amigos. No nos podemos quedar mucho tiempo acá, apenas entremos en confianza nos vamos. Si aparece alguno lo arruina todo. Dejé un despelote, pero tengo toda una vida para remediarlo. Más si se queda a comer mañana. 7 pasos. Cortante, no quiero caer en el piropo de albañil en la primer frase, menos sin el olor a asado de obra que levanta cualquier mañana de viernes. Menos mal que no pedí sushi y qué bien me viene este trago. No sé ni qué canción están pasando. Escucho unos tambores que me están dejando sordo, debo estar colorado, las orejas seguro que sí. Las chupetas son sublimes, cómo suman. Ya no puedo pensar más nada. Me habla y no escucho nada. Me repite: 

- ¿Puedo utilizar esa silla? 
- Sí, claro. Llévala.

HUMANO, TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE:

4 comentarios

  1. "Te juro que ésta vez te soy sincero, te juro que te acabo de mentir... A veces se precisa un embustero que te diga lo que tú quieres oír." O lo que no esperas leer, tanto se puede alterar la realidad que la imaginación es capaz de producir una utópica versión pero casi sintiendo lo mismo, o no... Te juro que te creo todo lo que quieras mentir.

    Total "la luna no es de queso ni tu boca souvenir"
    Sí, Wil. Arjoneando ando, las letras claro. Las canciones ni loca xd



    Ni tan anónima, nada más con rulos rojos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La imaginación nos hace infinitos. Como es mi imaginación, te desnudo si quiero. Los pensamientos.

      Vamos a recrear una segunda pseudorealidad. Vamos. ¡Yo invito!

      Eliminar
    2. La imaginación está para aprovecharla.

      Vamos, ¡yo acepto!

      Eliminar