Ácido sin Ribonucleico

Cada guitarrazo es un desgarro

16:00 Wilander Dávila 6 Comentarios Etiqueta:


¿Habrá alguna relación entre el alcohol etílico y los huesecillos del oído? ¿Por qué mientras más se ingiere esta sustancia más parece que hay que subirle volumen a la música? Debería haber una cláusula de excepcionalidad en la ley que diga que está permitido escuchar música más alto a horas indebidas si se está despechado. Deberían, en general, tratarte con más consideración; con la consideración con la que no te trató aquella otra persona. Te deberían ofrecer un Toddy en las oficinas públicas. “Señor, no sabía eso… lo lamento, fui insensible… ¿QuieriquetihagaunToddy?”, deberían haber puestos de estacionamientos reservados para ti, después de todo tú también podrías calificar como otro tipo de discapacitado.

De la nada empiezas a odiar la mitad de tus canciones y puedes hacer listas enormes con las que te arruinaron. Incluso las que ya eran tristes, pero con las que disfrutabas entristeciéndote en pareja, se tornan demasiado tristes. Precisamente en el momento en el que necesitas un escape, una distracción, la música se convierte en un campo minado y usar el shuffle del teléfono se vuelve en un deporte extremo de un día para otro. Y es una lástima porque, después de todo, hay poca cosa mejor que la música para callar las voces de adentro.

Esta no es una lista de canciones ideales para el despecho, o algo así. No, de esas hay bastantes. Esta es una lista de las canciones que sabrá Dios, el Diablo o el algoritmo misterioso de iTunes, ambientaron en su momento mi cloaca emocional. 

Y lo siguen haciendo. 

Y es que, cada canción, es una persona.


No hay manera de resumir esta canción tan auténtica sobre nobleza y dolor; probablemente más noble que mucho de lo que realmente deseamos. Así que cito al productor del disco, William Orbit, sobre grabarla:

"Cuando grabamos la canción, Damon estaba inundado en lágrimas mientras cantaba “it’s over...”. Era muy emocional, era una montaña rusa. A veces era muy oscuro. Corría besando a todos y siendo brillante. Y había otros días en los que entraba en el dolor y se convertía en una persona realmente herida. Cuando estaba llorando mientras cantaba, eso era lo más profundo que llegaba en ese tipo de emoción. Era algo con lo que no jugabas. Alguien estaba teniendo una experiencia que no era siquiera catárquica. Él está en el aquí y el ahora. Y cuando es una cosa musical, eso le añade otra hermosa dimensión".


Absoluta obra maestra de la tristeza hecha canción y metáfora. No lo arruinaré con palabras, sólo diré que cada guitarrazo es un desgarro, como el título y así debe ser.


Cuando crezca, quiero ser esta canción. En español: Creo que va a ser un largo, largo tiempo.


La primera estrofa de Sunflower me inspiró un albergo de avatares hace un ingente tiempo.


Los créditos de Stolen Dance se los debo a la churca, o a sus churcos, qué se yo.

Y, la triada del desgarro:





Y tú, ¿con qué te fugas del mundo?

HUMANO, TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE:

6 comentarios