Ácido sin Ribonucleico

Nostalgia

00:05 Wilander Dávila 0 Comentarios Etiqueta:


Me fui a caminar por las frías calles de la nostalgia. Las aceras estaban mojadas por una lluvia reciente. La calle casi vacía y oscura, amplificaba el repiqueteo ahogado de mis pasos. Doblé en una esquina, y enfilé por las calles que tantas veces he recorrido. Solo, o acompañado por mi cofradía de amigos/vecinos. Un grupo compacto de seres rotos. O acompañado por mi chica, tomados de la mano y haciendo planes para un futuro que algún día llegará. Seguía caminando por esas calles de la nostalgia y olía a vino barato. Vuelvo a sentir la incertidumbre de angustia pero que el aroma de libertad le otorga una tenue esperanza. Huelo a discusiones tontas y a vagón de tren. Huele a sueños, amorfos, sin sentido. 

La nostalgia huele a tantas cosas que ya no existen. La nostalgia duele, porque nos recuerda que hemos dejado parte de nosotros a lo largo del camino que no recuperaremos jamás.

Pero de eso se trata la vida: de irse desmenuzando poco a poco, de entregarse sin pensarlo, sin reclamar un motivo. Hay que vivir para irse muriendo de a poco. ¿Acaso vivir no es ir perdiendo día a día la batalla contra la muerte? 

HUMANO, TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE:

0 comentarios